Hideshi Hino Parte 4: Galería de los horrores, Noches de Zipango, Historias de la máscara y Circo de Monstruos

Se acerca Halloween, y se acerca Hideshi Hino a España de nuevo con motivo del Salón del Manga de Barcelona de este año, exposición incluida. La Cúpula lleva ya 5 años editando sus obras a razón de dos volúmenes anuales y no parece que vaya a cerrar el grifo en breve.

Esta es ya la 4ª entrega (Partes: , y ) de reseñas de Hino que hago, pero no se me ocurría nada más apropiado en esta época del año. Estas cuatro obras han sido publicadas en estos últimos dos años, a 10.95€ cada una.


Galeria de horrores 

Siete historias cortas, ambientadas temáticamente en torno a siete colores diferentes. Lo de los colores es un poco excusa, ya que las historias no tienen nada en común y a veces queda bastante forzado.

Es una selección bastante irregular, con algunas historias bastante decepcionantes (especialmente los colores blanco/nieve, verde/arbol y negro/cuervos).

Obviamente no todo es despreciable: El color azul nos muestra a una niña pequeña que ve un niño muerto en una ciénaga, y empieza a verse acosada por él en sueños. Y el rojo a una chica que cada vez que ve algo de ese color, sufre todo tipo de macabras alucinaciones de los más sanguinolento. Curioso es también el amarillo, que Hino asocia al color del chubasquero que los niños japoneses llevan cuando llueve.

En esas tres historias veo al Hino más certero. El resto desgraciadamente no está a la altura. De todas formas hay que tener en cuenta que la colección de La Cúpula lleva 12 números, y que incluso en sus momentos mas bajos, Hideshi Hino sigue siendo algo único y recomendable.


Noches de Zipango 

Se trata de otro puñado de historias cortas sin nexo común entre ellas, que es bastante mejor en su conjunto que la anterior. Es cierto que hay un par de historias bastante poco acertadas, pero el resto merece mucho la pena.

-La niña ratón: Es demasiado corta, y queda como una versión bastante menor de “El niño gusano”. Deja bastante indiferente.

-Lecciones de Muerte: Está bastante mejor, con una niña en clase imaginándose que su nuevo profesor es un Shinigami (Dios de la muerte) que quiere matar a todos los alumnos.

-Lo que tienes detrás: Parte de una premisa un poco floja y tiene un final muy forzado. La historia de una niña que un día se despierta con la cabeza al revés, da pie a algunas referencias a “El exorcista” y poco más.

-La mujer sin rostro: Es sensacional. La obsesión de una mujer que un día se despierta sin cara, y recurre a diferentes cirujanos para que la dejen guapa. El problema es que parece que cada vez que un hombre se fija en ella, su cara se descompone y vuelve a quedarse sin rostro.

-Fukutsuke el cerebro: La historia de un niño muy estudioso al que progresivamente la va creciendo el cerebro. Otra de las obsesiones recurrentes que suele tener Hino, con esos grotescos padres más preocupados de que su hijo sea el mas inteligente del mundo que de su propia salud. Bien llevado.

-¿Quien eres tú? : Es otra narración a destacar. Una mujer que se despierta un día y descubre que a su lado hay un bebé hambriento que no conoce de nada. Los problemas comenzarán cuando el bebé empiece a escupir gusanos.

-La bruja piruja: Cierra el tomo con una historia sobre la forma en que la gente prejuzga a los demás. Es un poco burda la verdad, pero juega un poco con esa siempre inquietante posibilidad de que a uno le sirvan para comer algo que parece humano.



Historias de la máscara 

Cuando este año se publicó Historias de la máscara, lo compré esperando un cómic muy en la línea de los dos anteriores: una serie de historias irregulares con poca conexión entre ellas. Y aunque no se aparta de esa tendencia, el resultado final poco tiene que ver.

Todo el cómic gira en torno a una tienda de antigüedades que vende objetos de segunda mano, situada en lo alto de una colina. En la puerta hay una máscara llamada “Hannya” con aspecto de demonio, que según se dice en la primera página: “Vigila el porvenir de los humanos, que arrastran la carga de sus propias tragedias”.

Cada historia sigue el mismo esquema: Un desconocido llega a la tienda y se interesa por uno de los objetos que están a la venta. El dueño procede a contar la misteriosa historia que hay tras ese objeto, y el relato acaba con el desconocido completando esa historia y desvelando porqué quiere comprarlo.

Curiosamente, aunque hay escenas de “terror” propias de Hino, en general el tono es mucho más bonito y esperanzador que todos los demás publicados en España. También llama la atención que toda la ambientación es muy japonesa, desde la tienda de antigüedades (de estilo totalmente tradicional), hasta las historias, que recorren épocas muy dispares.

Hay lugar para la historia oculta tras los zapatos de una niña, la leyenda de una espada samurái maldita, las viejas peonzas con las que los niños jugaban a principios del siglo XX, una maqueta de tren, la caña de pescar de un pescador, la navaja de un viejo marino, la segunda guerra mundial o la clásica leyenda de la dama de las nieves.

Un lado diferente de Hideshi Hino con un atractivo muy especial, repleto de nostalgia.



Circo de Monstruos 

Se publicó hace unas pocas semanas, seguramente con vistas al Salón del Manga de Barcelona y va en una dirección ligeramente similar a Historias de la máscara.

El hilo conductor es un circo, repleto de magia y seres extraños, que asombran a todo el que va a visitarlo. Mientras la gente se pregunta como los artistas son capaces de hacer semejantes maravillas… en el interior del circo la realidad es muy diferente: un grupo de seres oscuros y demoniacos, cuyos poderes son una fuente de desgracias.

En anfitrión de cada historia es el Rey Negro, que dirige el circo y da cobijo a todos esos seres extraños que no tienen cabida en la sociedad. Y cada capítulo gira en torno a uno de los peculiares fenómenos que actúa en él.

Mientras las actuaciones de cara al público parece algo mágico y sorprendente, la realidad es que la magia ha condenado a sus poseedores.

-Un número de ventriloquía oculta la realidad de una madre unida a su hijo por la palma de su mano.

-Un legendario samurai cuyo tatuaje cobra vida, oculta a un hombre maldito por sus crímenes, condenado a sufrir eternamente.

-Dos caras, un chico cuyas dos personalidades luchan constantemente por hacerse con el control, tanto mental como físicamente.

-El espectacular número de un comefuego y una mujer capaz de prender fuego a lo que quiera.

-La imposible historia de amor entre una niña capaz de inundar su espectáculo de bellas mariposas y un espectador muy peculiar: un coleccionista incapaz de encontrar la mariposa que falta en su colección.

-El hombre de niebla, un ser extraordinario que sería capaz de cualquier cosa para poder tener un aspecto humano normal y poder vivir con la chica que ama.

-Y finaliza el tomo, la solitaria historia de uno de los últimos seres mitológicos que quedan en el mundo: la quimera.

Se trata de un volúmen sensacional, con montones de referencias al género (Freaks!, Jekyll & Hyde, Las 7 caras del dr. Lao) y con mucha tristeza y simpatía por esas incomprendidas criaturas.

Cuatro tomos variados, sugerentes y que siguen la buena línea a la que Hino nos tiene acostumbrados, a pesar del pequeño resbalón que supone “Galería de Horrores”.

1 comentario:

Arubeeka dijo...

Lo que te has perdio tio!! :)
(Pero he hecho fotos :) )