Welcome to the N.H.K. (Tatsuhiko Takimoto, 2002)



Tatsuhiko Takimoto es un novelista japonés que ha gozado de bastante popularidad con sus (escasas) novelas.

Antes de publicar Welcome to the NHK, ganó el premio especial del Kadokawa Gakuen Awards en 2001 con su primera novela “Negative Happy Chainsaw Edge” (Y de la que en breve se estrenará en cines japoneses una adaptación en acción real. Además de estar serializandose una versión en Cómic). También realizó otras novelas e historias cortas que no han llegado a ser recopiladas por lo visto porque suele ser muy exigente con las revisiones hasta que da el visto bueno a la publicación en libro de una de sus obras.

En cualquier caso, su obra mas celebre es “Welcome to the N.H.K.” que ha sido publicada en Estados Unidos con una excelente traducción al inglés, por la editorial Tokyopop.

Se trata de una novela sobre la vida de un Hikkikomori (Satou) y sus fallidos intentos por dejar de ser “algo que esta lejos de un ser humano”. El retrato que se hace de su vida es devastador, pero el lector se equivocaría si pensase que es un libro dramático y serio. De hecho el tono general es bastante cómico... tristemente cómico.

Pocos temas de actualidad se le escapan al autor a lo largo de sus páginas: Hikkikomoris, absentismo escolar, drogas, sexo, religión... pero sin sensacionalismos ni moralidad alguna, simplemente los hechos que le ocurren al protagonista narrados en primera persona en un tono puramente humorístico. Aunque a la vez que uno se ríe, no puede evitar sentirse mal por el terrible panorama y situación que vive el protagonista, alguien incapaz de salir a la calle sin sentir un miedo atroz y con una visión del ser humano simplemente patética.

Obviamente sustentar un libro entero con solo un personaje sería bastante discutible, así que hay otros personajes que aparecen a lo largo de sus páginas:

-Yamazaki, el vecino de piso (antiguo compañero de clase): Estudia en una mediocre escuela de animación, sueña con crear un videojuego erótico que le haga millonario, esta obsesionado con el lolicon (personajes con aspecto de niñas inocentes) y cree que las mujeres son seres monstruosos, no como los personajes de sus videojuegos que hacen todo lo que él quiere y nunca le decepcionan.

-Misaki: Aparece un buen día en la puerta de Satou, le ofrece convertirse en su “Ángel salvador” y sacarle de su encierro. Se reúne todos los días por la noche (cuando ya no hay nadie en las calles) con Satou en un parque y le suelta unas parrafadas tremendas sobre la existencia y la inutilidad de ser un Hikkikomori. Aunque bienintencionada, es algo ingenua, y muy posiblemente necesite tanta ayuda o más que el propio Satou.

Básicamente el libro se articula con estos tres personajes, tristes, perdidos en su vida, y sin ninguna esperanza en el futuro.

Es un libro original, inteligente, muy entretenido y de mucha actualidad. En Japón supuso un gran éxito y hasta cierto punto, ayudó a divulgar toda la problemática a un publico mas amplio. En las notas finales el autor comenta como leer este libro le resulta muy doloroso y no es de extrañar, por lo visto él mismo es un Hikkikomori y aunque sea ficción, hay retazos de su propia vida en sus páginas.

La curiosidad: La portada del libro, que tenéis al comienzo del post, fue realizada por Yoshitoshi aBe, diseñador de Serial Experiments Lain (reseña aquí), de Niea_7 y el creador de Haibane Renmei.


Para aquellos interesados en leer el libro pero que no sepan ingles o aquellos que no quieran importarlo, IVREA editó hace cosa de año y pico la versión en comic, guionizada por el propio autor y con un magnífico dibujo de Kendi Owa, que duró de 8 tomos. A partir del tomo 4 toma un rumbo completamente diferente al libro, aunque logra mantener el espíritu y el tono de la obra original (eso si, me quedo con la novela, es algo menos dispersa y su final me satisface mas).

También hay un Anime realizado por los estudios GONZO, que empieza muy bien pero llegado un punto desbarra completamente, y llega incluso a traicionar todo el espíritu de la obra original. Recomiendo encarecidamente no verlo (o verlo como curiosidad tras el manga/novela).

1 comentario:

Ozanu dijo...

Yo lo he hojeado, y sí, parece simpático. Tendré que prestarle más atención la próxima vez.