Haibane Renmei (Tomokazu Tokoro, 2002)

Hace ya ocho años que comenté en este blog Serial Experiments Lain, uno de los animes mas emblemáticos de finales de los años 90. Con el paso del tiempo, ha resultado ser una de las entradas de mas éxito, acumulando ya 1500 visitas.

Aunque Haibane Renmei no comparte la mayor parte del equipo técnico con ella, si repite uno de sus hombres clave: el dibujante y mangaka Yoshitoshi Abe.


El doujinshi

Haibane Renmei comenzó como un doujinshi (una obra que el autor saca por su cuenta y riesgo, al margen de la publicación normal) del propio Yoshitoshi Abe. Es como ha publicado gran parte de su obra, ya que prefiere no tener que responder ante nadie por el contenido.

Salió por primera vez en 1998, como algo de muy corta duración, y es prácticamente un esbozo muy básico y corto, con solo algunos puntos en común con la obra posterior. En el año 2001 volvió al concepto inicial otra vez y lo rehizo con distintos personajes y una historia mucho mas definida.

Esta nueva versión solo llegó a tener dos entregas normales antes de que se anunciase la adaptación animada. Abe hizo un pequeño número extra explicando que abandonaba el doujinshi porque se iba a centrar en realizar la historia para la serie televisiva. Lo publicado abarca el equivalente a episodio y medio de la serie animada, mas o menos.


El anime

Teniendo en cuenta que estamos ante una serie basada en su obra, es muy probablemente la serie de animación mas personal de su autor. No solo realizó su tarea habitual como diseñador de personajes, sino que figuró también como la persona que planificó toda la serie y escribió todo el guión, episodio a episodio.

El director fue Tomokazu Tokoro, que muy probablemente no le suene a casi nadie. Tiene una carrera muy dilatada, pero sobre todo como animador y autor de storyboards. En su anterior trabajo como director, la simpática comedia Niea_7, también había estado ligado a Abe.


La serie comienza con una imagen muy potente: una chica cayendo desde el cielo abrazada a un cuervo, preguntándose donde esta. La siguiente escena muestra una especie de escuela, habitada por personas con pequeñas alitas y un aro sobre la cabeza (como si fuesen ángeles), que han encontrado algo similar a un huevo gigante en una de sus habitaciones. Dentro de él esta Rakka, la chica que habíamos visto cayendo en la introducción.

Desde los primeros momentos en que Rakka sale del huevo, empieza a descubrir los personajes con los que va a convivir y ese nuevo mundo que le rodea, sin tener ningún recuerdo de su vida pasada. ¿Quién era ella antes? ¿Por qué está ahí? ¿Que es ese mundo nuevo?

Y el espectador se encuentra en exactamente la misma situación. Vemos a un personaje nacer de nuevo, en cierta manera, y le acompañamos en su nueva vida.


Los primeros episodios reflejan la vida diaria de los personajes, con un tono muy costumbrista y rural. Los "Haibanes" son personas con esas alitas y aros, pero el resto de gente del pueblo parecen personas normales. Además, alrededor del pueblo hay una enorme muralla que está prohibido traspasar.

Tras esos primeros episodios en los que se explica donde nos encontramos... las cosas pegan un giro muy interesante. No voy a entrar a destripar mas cosas del argumento, pero si puedo decir que la serie abandona el tono normal y cotidiano, para adentrarse en el lado menos agradable del mundo y sobre todo, de los personajes. Quien haya pasado por alguna etapa de depresión en su vida, probablemente se encontrará bastante identificado con alguna de las situaciones y temas que se tratan.

Aunque no lo he leído, Abe ha indicado bastantes veces que la serie tiene una influencia muy grande de "El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas" de Haruki Murakami, donde según tengo entendido también hay una ciudad amurallada y bastante simbolismo.


Complementando los diseños de Abe en personajes y en el pueblo, está una maravillosa banda sonora de Kow Otani, compositor veterano famoso por Gundam Wing o Outlaw Star, por el videojuego Shadow of the Colossus, o por diversas películas de Gamera y Godzilla. En este caso opta por una banda sonora eminentemente sinfónica, con mucha presencia de piano e instrumentos de cuerda. Es una de sus mejores bandas sonoras.


Si hay un aspecto que perjudicó notablemente el resultado final de la serie, fue parte de su acabado visual. La serie se hizo en el año 2002, uno de aquellos fatídicos años en que la industria japonesa televisiva estaba haciendo la transición al coloreado digital. Múltiples series de aquella época se animaron a baja resolución y con colores muy limitados. A Haibane renmei le pasó todo eso... es una serie con unos diseños y ambientación sensacionales, pero a ratos resulta todo exageradamente borroso. Es muy notorio hoy en día, y además hace que difícilmente pueda ser llevada a HD de forma satisfactoria, su borrosidad y falta de detalle están en los materiales originales.

También se nota un presupuesto muy ajustado. Algún elemento 3d no acaba de quedar mal (aunque "cantan"), pero los cuadros de animación a veces son visiblemente escasos, y hay algunas reutilizaciones de elementos. El coloreado digital además, resulta extremadamente plano y limitado.

Desgraciadamente la serie nunca llegó a ser editada en España. Su título se suele traducir como "La federación de las plumas de carbón", pero no tengo claro como de oficial es. Quien esté interesado tiene disponibles ediciones en Uk, Francia o Estados Unidos, a precios relativamente asequibles en Dvd.


Haibane Renmei es una de mis series favoritas desde que la vi por primera vez. Una serie completa, compacta y muy original. Es difícil no sentirse fascinado por sus temas, lecturas y personajes... y es fácil volver a ella pasado un tiempo.

En gran medida, es un viaje a lo mas profundo del corazón humano, con sus recovecos oscuros y su dimensión espiritual. Un amalgama de elementos muy bien conjuntados, a ratos incluso dolorosos de ver, que funciona perfectamente.

No todo el mundo conectará con ella, pero es una serie tremendamente recomendable.

4 comentarios:

Magrat Ajostiernos dijo...

Pues coincidimos totalmente, yo diría que es mi anime preferido, así sin medias tintas.
Me impactó muchísimo cuando lo vi por primera vez hace ya unos cuantos años y no importa cuantas veces lo vea, sigue emocionándome y poniéndome los pelos de punta.
Creo que es una auténtica joya, aunque tienes toda la razón en que no encajará con todo el mundo porque es una histoira muy personal.
No sabía que en su inicio fue un doujinshi... desde luego, Abe podía volver a hacer maravillas de este estilo :)
En fin, que me ha encantado tu reseña, ¡Ya podían editarlo en España! Aunque lo veo practicamente imposible, la verdad...

Tonk82 dijo...

Gracias por el comentario. No he querido ponerlo claramente en la entrada, por si sonaba demasiado exagerado... pero si, es una de mis firmes candidatas a mejor anime. Mínimo Top 3 es :P

Abuelo Igor dijo...

Obra maestra. No puedo añadir más.

Tonk82 dijo...

Y poca falta que hace añadir algo más. Es una de esas series que lo que uno dice de ella se queda casi siempre corto.