Sword of the stranger (El samurái sin nombre, Masahiro Ando 2007)



La película

Aunque solo nos llegan unas pocas películas de animación japonesa cada año, uno puede encontrarse con cosas muy interesantes. Sword of the Stranger ha estado ya unos cuantos años dando vueltas por festivales de todo tipo y llevándose críticas muy positivas por donde pasaba.

En la realización de la película está el estudio Bones, compañía algo irregular que suele dotar a sus producciones de un aspecto visual excelente: Eureka Seven, Scrapped Princess, Wolf’s Rain, RahXephon, Darker than black o FullMetal Alchemist son algunas de sus obras insignia. No es raro que produzcan alguna película de vez en cuando (Escaflowne, Cowboy Bebop, RahXephon…) pero salvo que me equivoque, esta que nos ocupa es su primera película no basada en una franquicia que ya tuviesen.

Fue un desarrollo muy largo, que empezó como una propuesta de los propios empleados al estudio. Masahiro Ando tenía la sensación de que últimamente se habían producido muy pocas películas de samuráis de calidad (es cierto que ha salido alguna serie de vez en cuando, pero de forma muy esporádica y no siempre con la suficiente calidad) y creyó que era un buen momento para intentarlo. Hasta entonces su carrera profesional incluía haberse ocupado de la animación de bastantes series y películas (incluyendo Ghost in the shell, Patlabor 2, Jin-Roh, Metropolis o Evangelion), y creyó que esta era la producción adecuada para dar el salto a la dirección.

Como el estudio no lo veía muy claro (los enfrentamientos a espada siempre han sido bastante difíciles de realizar en animación), durante varios meses Ando y un reducido equipo, realizaron un pequeño corto llamado “Oda a la espada sin señor” con una secuencia de acción acompañada de una narración en off. El piloto gustó y se dio luz verde al largometraje, que se estrenó en 2007 y ha sido ya publicado en montones de países desde entonces.

Si uno se fía de sus palabras, la intención era conseguir una película que por un lado mostrase cosas que en acción real serían muy complicadas, pero por otro tratar de que los personajes tuviesen peso y se moviesen de manera creíble. No hay enemigos con poderes extraordinarios, y aunque los personajes saltan más de lo normal, no son más exagerados de lo tolerable. Ese equilibro entre espectacularidad y “no caer en el ridículo” es posiblemente el gran logro de la película y lo que la distancia de otras muchas.


Los protagonistas son dos (tres si contamos al perro), un niño que intenta llegar a un templo porque hay un grupo de gente que le persigue, y un ronin (samurái sin señor) vagabundo. Siguiendo los pasos de otras películas clásicas, el vagabundo accede a escoltar al chaval hasta su destino a cambio de una pieza de gran valor. En la historia de estos dos personajes, intervienen además muchos otros, desde un grupo de Chinos enviados por su emperador para no se sabe muy bien qué, el gobierno japonés que desconfía de las intenciones de los Chinos, o uno de los miembros del ejercito japonés más importantes, con aspiraciones mucho mayores. La narración va saltado de unos personajes a otros con mucha agilidad, y aunque hay un par que quizá tienen menos tiempo del que necesitarían, el resultado es muy rico y variado. Es difícil encontrar películas tan enfocadas a la acción, y que no descuiden estos otros aspectos.

Como ya dije antes, siendo el estudio Bones uno puede esperar un aspecto visual magnífico. Los fondos tienen un aspecto totalmente artesanal, muy clásico y natural, y la decisión de que todo se ambiente en Otoño le da un look muy distintivo a todo, con colores más apagados que en otras producciones, y tonalidades con verdes oscuros y marrones. Los diseños de personajes no son un portento, pero son muy diferentes entre sí, y gozan de una expresividad muy buena. Y la animación… va desde “muy buena” en las escenas más pausadas (donde brillan más los fondos) hasta “impresionante” en las secuencias de acción. No creo exagerar si digo que tiene alguna de las mejores peleas a espada que he visto en mucho tiempo: rápidas, vibrantes y muy dinámicas.


No puedo evitar mencionar a otro de los grandes nombres que hay en la película: Naoki Sato. Me dejó tremendamente sorprendido hace ya unos años con la estupenda banda sonora que compuso para la serie Eureka Seven. Entre otras cosas ha realizado la música para X (tanto la Ova como la serie de Tv), Heroic Age, o la película para Tv de Hiroshima. En el caso de Sword of the stranger, ha optado por una composición totalmente sinfónica, repleta de momentos evocadores y épicos. Probablemente por no haber usado instrumentos tradicionales japoneses, el resultado a veces suena un poco a medio caballo entre la música de películas como Braveheart, combinado con un lirismo mucho más asiático.

Desde luego cualquier aficionado al que le guste mínimamente este estilo de película, encontrará pocas mejores. Funciona como película de acción pura y dura, funciona como película de personajes, y es en todo momento entretenida. Absolutamente recomendable.


La edición española

Originalmente fue publicada a principios del 2010 por Selecta-Visión, en tres ediciones diferentes:

-Edición en Dvd simple, que solo incluye la película y algunas fichas.

-Edición en Dvd doble. El segundo Dvd incluye el cortometraje “Oda a la espada sin señor” que mencioné arriba, un par de “entrevistas” (que en realidad son un largo making off detallando el proceso de creación de la película), y los trailers originales del estreno.

-Edición en Blu-ray. Que incluye los mismos extras que la anterior. Tanto película como extras van a 1080P.

Como algunos sabrán Selecta-Visión cambió de distribuidor, así que ya no se pueden encontrar en comercios normales. No obstante, la volverán a lanzar el próximo 12 de Julio en una edición combo (Blu-ray + Dvd) que seguramente sea igual que las anteriores. El precio es de 19,95€.

La edición que yo he analizado es la lanzada en formato Blu-Ray. Se nota enormemente que es una producción muy actual y que está perfectamente planificada para este tipo de formato. La calidad de imagen es cristalina, perfectamente nítida hasta en las complicadas escenas de acción, sin ningún tipo de defecto visible y con un detalle muy bueno.

El menú es sencillo y directo, sin alardes, pero fácilmente navegable. Y se incluye doblaje español, el japonés original, el doblaje al Catalán, al Francés y al Ingles, además de los imprescindibles subtítulos.

En términos de ediciones de anime en España me parece modélica, y la verdad, no se me ocurren pegas… ojalá futuras ediciones mantengan este nivel.

3 comentarios:

Sheila dijo...

La verdad es que tiene muy buena pinta y el estudio Bones me encanta (hasta ahora no me ha defraudado demasiado y la calidad de los animes/películas es muy buena). EL problema es que yo no soy mujer de animes sino de mangas, pero bueno, ya se verá que se puede hacer...
Por cierto ni idea de lo de selecta, peor me parece un problemón, tanto para la gente como para ellos, veo poco problable que vendan de manera normal con ese distribuidor.

Tonk dijo...

Aunque seas más de Manga, al menos en este caso al ser película, se ve de una sentada.

Lo de Selecta en realidad es problemático solo durante un tiempo, hasta que van relanzando todo de nuevo.

La nueva distribuidora es buena, muy buena. Vamos ahora les va a distribuir Sony, que trabaja bien. Supongo que habrán mirado y les sale más decente de precio (y lo que reeditan lo han bajado algo de precio).

Steve dijo...

La vi hace un par de años y me encantó.
Sabiendo que la edición en Bd merece la pena, habrá que comprarla.

Saludos!