Un vistazo a One Piece : la obra magna de Eiichiro Oda



En agosto de 1997, en la revista semanal Shonen Jump apareció el primer capitulo de “One Piece”. En Febrero de 2011 su tomo recopilatorio número 61 vendió 3.8 millones de unidades en su primera tirada, la mayor de la historia, batiendo records que ya tenía el propio cómic con tomos anteriores. El total supera ya los 235 millones de unidades, superando a Dragon Ball y convirtiéndose en el manga más vendido de todos los tiempos. La clave de todas estas cifras es que 61 tomos y 14 años después… One Piece sigue logrando nuevos lectores.

Sobre su autor, Eiichiro Oda no hay demasiado que decir. Es un declarado fan de la obra de Akira Toriyama (creció leyéndola y por eso quiso ser mangaka) y de “Vicky el vikingo”. A los 17 años realizó “Wanted!” con la que ganó bastantes premios juveniles, y con 19 entró a trabajar como ayudante de Nobuhiro Watsuki en la popular Rurouni Kenshin. Otro nuevo cómic corto de piratas “Romance Dawn” le dio la oportunidad de publicar el primer capítulo de One Piece (ambos tienen en común varios personajes principales). Popular desde el mismo primer capítulo, One Piece se ha convertido ya en todo un clásico reconocido por toda la población nipona, a pesar de estar lejos de terminar.


Las influencias del Toriyama de Dr. Slump o toda la primera parte de Dragon Ball se notan mucho. One piece es una serie con unas dosis de humor bastantes más elevadas de los normal en los Shonen de hoy en día, y su mundo está repleto de entornos naturales con todo tipo de estrafalarias criaturas. Puede que sea un cómic juvenil de acción… pero lo que más prima es el humor y la aventura, y seguramente es ese tono vitalista y alegre lo que lo separa de otras obras más propensas a tomarse demasiado en serio a ellas mismas.

La acción transcurre en un mundo poblado por mares e islas, con un progreso tecnológico algo variable (varía un poco según la isla), y donde los piratas y la Marina tienen un papel principal. Años atrás, el gran pirata Gold Roger fue ejecutado públicamente, pero poco antes de morir gritó al mundo que había dejado un gran tesoro, y que sería para quien lo encontrase. De dicho tesoro, el One Piece, pronto se dijo que quien lo consiguiese se convertiría en el nuevo rey de los piratas, y toda una nueva generación de piratas se hicieron a la mar en su búsqueda. Resumiendo: mundo con islas, y piratas a la búsqueda de un gran tesoro… algo más o menos típico pero que no se había aplicado aún al manga Shonen (juvenil) de toda al vida.


El protagonista de la historia, Monkey D. Luffy, es un chaval que por error se come una “Fruta del Diablo”, concretamente la de Goma Goma, lo que le permite estirar su cuerpo a voluntad. No es el tipo de personaje que se piensa las cosas demasiado, y tiene decidido convertirse en un pirata, reunir una tripulación y recorrer los mares para encontrar el One Piece. Por supuesto, a lo largo del camino irá pasando por muchas islas, conociendo muchos otros personajes y añadiendo alguno de ellos a su tripulación de vez en cuando.

Aunque se trata de una serie con peleas, es bastante curioso como la mayoría de personajes principales no son especialmente musculosos. Se centra más en las características y habilidades individuales que en la fuerza en general (si, lo digo mirando de reojo a Bola de Dragón Z). Pero por encima del aspecto pugilístico de los personajes… están sus personalidades y la forma en que interactúan entre ellos, provocando continuamente situaciones hilarantes (incluso al encontrarse delante de enemigos poderosos).

Todo barco pirata requiere un cocinero, un navegante, un capitán, un médico o un carpintero, por citar trabajos que suelen ser necesarios. Los “amigos” de Luffy en muchas ocasiones serán además piezas clave en la dinámica de grupo. De hecho, aunque es muy bienintencionado y simpático, es habitual que sus ansias de aventura sean mayores que su capacidad para pensar realmente lo que está haciendo, y es todo ese grupo de personajes que se forma a su alrededor los que le controlan/apoyan.

En la parte inicial del manga, el autor suele dedicar una saga de unos pocos tomos a cada personaje, presentándolos y mostrando las razones que les llevan a unirse a Luffy. Creo que el argumento está ya lo suficientemente tocado para que no haga falta entrar en cada personaje en concreto, más que nada porque es difícil empezar a nombrar personajes sin entrar en Spoilers. Una de las grandezas de One Piece es precisamente como saga a saga se va ampliando el plantel de personajes (principales y secundarios) y Oda es capaz de manejarlos a todos de manera admirable. No es el tipo de autor que saca personajes y luego los abandona, sino que con el paso del tiempo suele retomarlos para que el lector sepa que ha sido de ellos, y el uso de Flashbacks es habitual.


Otra de las cosas que han hecho destacar a One Piece, además de la temática piratil, su estilo desenfadado y vitalista, y sus carismáticos personajes, es sin duda su estilo de dibujo. Los personajes los realiza de una forma muy variada, con rasgos muy distintivos entre ellos siempre, y con exageraciones y licencias por todos los lados: personajes de medio metro de altura frente a personajes de más de 3, gigantes, piratas con aspecto de payaso, o individuos poco proporcionados… prácticamente todo tiene cabida, Oda es capaz de “estirar” su estilo hasta niveles absurdos.

Y no menos llamativos son los entornos. Cada isla que visitan, cada ciudad por la que pasan, tiene su propia flora/fauna y estilo. Son muy habituales las poblaciones relativamente pequeñas, rodeadas de naturaleza y animales extravagantes, y es normal que la historia refleje sus pasados y costumbres. Con la idea de hacer un cómic marino que funciona a base de exploración e islas, el autor ha encontrado la excusa perfecta para realizar sagas completas en torno a una localización, cosa que en otros cómics resulta constantemente forzado.

Desde que empezó One piece muchos otros Shonen han salido al mercado japonés, y la mayoría ya ha caído mientras One Piece sigue creciendo. De hecho hasta está surgiendo ya una nueva generación de cómics de este tipo, y dudo que nadie espere que alguno de ellos llegue a estos niveles, durante 14 años ha sido EL cómic… y parece que va a ser un reinado mucho más duradero aún.


Ediciones en España

-Comic book (grapa): Planeta intentó publicarla hace ya bastantes años, en formato cómic book y fracasó. Desde luego no se trataba del formato adecuado, y el papel era horrendo. En cada número apenas cabía un capítulo, y solo se llegó a publicar la parte correspondiente al primer tomo. Recuerdo que yo compré la primera entrega, y aunque me agradó, el tipo de formato me echó para atrás.

-Tankoubon (Tomo estilo japonés): Afortunadamente Planeta le volvió a dar otra oportunidad, esta vez en un formato adecuado para una obra de larga duración como esta, y actualmente se sigue publicando (bastante cerca de la edición japonesa) a un precio de 6.95€. Aunque el precio es más que aceptable, las críticas sobre su poca robustez y su papel de calidad mediocre han sido habituales. En mi opinión la edición es bastante correcta, no tanto como algunas colecciones shonen de Norma editorial o Glenat, pero en ningún caso desaconsejable.

- Wanted!: Recopilación de historias cortas (Tankoubon): Este mismo año Planeta ha editado un tomo especial, que recopila las historias cortas que realizó Oda antes de ponerse con One Piece. Aunque obviamente no tienen la elaboración ni el refinado dibujo que alcanzó luego, son un muestra inmejorable se su estilo de humor, y constantemente está presentado personajes y elementos que luego aparecieron en One Piece. Junto con la serie regular completa toda la producción de historias de su autor. El tomo cuesta 7.95€ y es único.


No editados en España

-Data Books: Son libros repletos de datos, fichas de personajes y resúmenes de lo ocurrido en el manga (a veces completando algún pequeño trasfondo). A día de hoy en Japón se han publicado 4 (Red, Blue, Yellow, Green) y Planeta ya ha dicho varias veces que no descartan publicarlos. Con todo, no tendría más esperanzas de las justas.

-Art Books: Cinco Art books han sido publicados en Japón, recopilando las ilustraciones originales de Oda: Color Walk 1, Color Walk 2, Color Walk 3 – Lion, Eagle y Shark.

-De manera especial, también hubo una pequeña historia cross-over entre One Piece y Dragon Ball. Es una pequeña tontería pero simboliza muy bien hasta donde está llegando la repercusión de este manga.


El anime

-Ova de 1998: Seguramente como una forma de tantear el terreno, se lanzó esta sencilla OVA de corta duración, y con una historia creada desde 0. No tenía ni presentación de personajes y quedaba como una simple aventurilla sin mayor repercusión. A diferencia de la serie de TV posterior, estuvo animada por Production I.G.

-Serie de TV: En 1999 se empezó a emitir esta adaptación del manga, realizada por parte de la Toei Animation, prolífica y clásica compañía que ha adaptado desde Mazinger Z o Dragon ball, hasta la más recientes Toriko o Digimon. Actualmente sigue en antena, con gran éxito, y ya ha sobrepasado los 500 episodios emitidos.

La banda sonora es competente (aunque la llevan reciclando casi desde el principio), usa unos muy buenos dobladores y como es habitual en estas producciones tan largas, la animación oscila entre lo muy aceptable y lo terrible. También como suele ser habitual, cada X capítulos suele haber alguna saga de relleno (inventada) para dar margen al manga y poder seguir sacando un capítulo semanal.

En Estados Unidos ha pasado tristemente a la historia como uno de los trabajos de censura y alteración mas infames, en lo que a series de animación japonesa se refiere: Cambiando cigarrillos por piruletas, dándole aspecto de juguete a las armas (con colorines) o eliminando secuencias enteras y cambiando los openings/endings. Afortunadamente para el público americano, la compañía que realizó esa barbaridad (4Kids), perdió los derechos y ahora pueden seguirla en condiciones más normales.

Aquí en España ha sido emitida por varias cadenas, y actualmente se puede seguir a través del canal Boing, especializado en series de animación. Desgraciadamente se trata de una versión censurada (de forma bastante poco disimulada, pero mucho más tolerable que la Americana original), y cuenta con un doblaje con pocas voces y algunas decisiones discutibles en la traducción.

-Películas: Un total de diez películas han sido emitidas en los cines nipones desde que empezó la serie. Normalmente son historias autoconclusivas con poca o ninguna relevancia en la historia canónica. Son mucho mejores técnicamente que serie de Tv (es lo esperable), pero no todas tienen historias especialmente interesantes.

La tendencia cambio tras la película numero 7. La 8ª es una adaptación de una importante saga del Manga/Anime, resumida en 2 horas. Repitieron la misma jugada en la 9ª. Aunque el ritmo se hace algo extraño, no están mal, y toda la animación está hecha desde cero.

Con la 10ª película hubo una sorpresa, ya que el propio autor del manga se metió en la producción y colaboró en la historia, cuadrándola dentro de la cronología del anime. La película fue un éxito enorme en cines.


Merchandising

-Videojuegos: Cosa también habitual en estas cosas. A lo largo de los años han sido bastantes, y de géneros variados: lucha, plataformas, tipo juego de mesa, aventuras… y curiosamente han salido de Japón un numero respetable de ellos. No voy a extenderme sobre los que hay o deja de haber, pero hay entregas en cada generación de consolas.

-Discos, novelas, libros de arte de la serie, figuras de todo tipo, peluches… Tratándose de One Piece la pregunta sería: ¿Qué tipo de Merchandising NO tiene?

--------------------------------------------

Y todo lo que añadiese ahora sería redundante, me parece. He dado mi opinión sobre los que creo que son puntos clave de esta monumental saga, y he resumido un poco el tipo de material que hay disponible. Recorrer los centros comerciales de Tokyo equivale a ver One Piece representado en todas partes. Las ventas que acarrea han provocado que todo Japonés lo conozca y muchos lo sigan (incluso adultos no aficionados habitualmente al cómic). Semejante poder de atracción está solo en poder de unos pocos cómics que surgen muy de vez en cuando, y One Piece parece destinado a ocupar una posición inalcanzable incluso para auténticos clásicos del pasado.

4 comentarios:

jhgfhjgf dijo...

Perfecto análisis de la serie, destacando ni más ni menos lo que la hace tan grande y relevante, ¡enhorabuena!

Sheila dijo...

Increíble entrada, después de esto parece que sé de la serie (y eso que apenas la he visto), madre mía.
Muy buen trabajo :)

Tonk dijo...

Gracias a los dos por los comentarios ;) Me alegro de que os gustase.

La verdad es que me llevó más tiempo y trabajo del esperado. Me alegra oír que el resultado ha sido aceptable.

jle dijo...

¡Genial entrada! Había muchisimas cosas que no conocía de este manga.

Me gusta mucho tu blog, interesante y entretenido ¡felicidaes!