Repaso a los mejores animes de 2010

En este post voy a destacar 3 o 4 animes de cada temporada. Y no voy a mentir, fue un año MUY flojo, tanto… que se quitaban un poco las ganas de escribir nada. Estoy incluyendo alguna cosa que ha tenido bastante éxito aunque no me hayan convencido realmente, y de momento excluyo esta temporada de primavera que acaba de empezar, ya que no he tenido tiempo de revisarla en condiciones aún (pero parece bastante decente).

----------

Angel Beats

Con la gente de Key detrás (Kanon, Clannad, Air) se presentaba esta serie como una de las grandes promesas del año.

El protagonista se despierta en medio de un instituto, y se entera de que ha muerto y esta en una especie de purgatorio donde para sobrevivir deben enfrentarse a un ángel. Capitulo tras capitulo veremos a esta agrupación de estudiantes luchar por seguir siendo ellos mismos.

Personajes atractivos, un gran sentido del humor, buena animación y una gran banda sonora deslumbraban en sus primeros episodios. Desgraciadamente se queda corta, muchos personajes quedan sin desarrollar y las “explicaciones” se quedan a medio gas. Una pena que no llegase a explotar su potencial.

Tatami Galaxy (Yojōhan Shinwa Taikei)

La nueva maravilla de Masaaki Yuasa (Kaiba, Mindgame), conserva todo su estilo habitual: diseños un tanto estrafalarios, un ritmo demencial, y saltos narrativos por doquier.

La serie sigue a un adolescente y como evoluciona su vida según las decisiones que tomó en el instituto, presentándonos una serie de “universos alternativos”. De lo mejorcito del año sin duda, vibrante y colorida.

Arakawa under the bridge

Un hombre de negocios es salvado de morir por una indigente que vive bajo un puente. Sus principios le impiden estar en deuda con alguien, así que accede a hacer algo a cambio de ella. El problema es que ella decide que lo que quiere es que él se enamore de ella, así que le obliga a irse a vivir con ella bajo el puente. La vida allí es más viva de lo que parece, y se topará con vecinos cada vez más extraños que parecen haberle dado la espalda al mundo real.

Es una serie muy divertida, repleta de personajes pintorescos, y que se termina rápido. Muy agradable.

House of five leaves (Sarai-ya Goyou)

Sigue los pasos de un tímido Ronin, experto espadachín, pero que siempre acaba despedido. Al comienzo de la serie se plantea aceptar un trabajo como guardaespaldas del misterioso grupo de “las cinco hojas”.

Con un estilo visual bastante peculiar, esta pequeña serie de 12 episodios aporta un punto de vista sobre la época medieval japonesa bastante interesante. Recomendable.

----------

Shi Ki

Es una serie de terror/misterio sobre las sucesivas muertes que se van produciendo en una pequeña localidad, bastante aislada del mundo exterior.

No puedo opinar con fundamente ya que aún estoy pendiente de verla entera, pero el primer par de episodios han sido de muy buena calidad, y la ambientación es espectacular. Espero que no defraude más adelante.

Highschool of the dead

Adaptación del popular cómic de zombis (y señoritas pechugonas, también). La historia… pues bueno: estudiantes y zombis… supongo que el título no prometía nada más.

En su favor hay que decir que tiene un nivel de producción bastante bueno, y ha tenido un público bastante entusiasta. Pero es el típico producto solo apto para aficionados a los muertos vivientes más o menos típicos, y a toneladas de fanservice.

----------

Shinryaku! Ika Musume

Es una simpática serie de humor, donde una chica-calamar llamada Ika Musume jura que dominará el mundo, aunque tendrá que posponerlo debido a los destrozos que causa en un restaurante.

Es sencilla, directa y muy agradable. Los chistes no siempre funcionan y algunos personajes son algo típicos, pero cuando funciona bien es de las mejores comedias del año.

My little sister can’t be this cute (Ore no Imōto ga Konna ni Kawaii Wake ga Nai)

Uno de los fenómenos del 2010. Un tópico de los videojuegos de citas japoneses suele ser el poder elegir quedarte con la hermana del protagonista, aunque suene (y sea) bastante discutible.

La serie coge esa temática y le da la vuelta: el protagonista es un estudiante normal y su hermana está enganchada a ese tipo de juegos. Episodio tras episodio veremos como va arrastrando a su hermano a ese mundillo “otaku”, siempre con mucho sentido del humor, generalmente auto-referencial con el propio mundillo. Funciona bastante bien, la verdad.

Panty & Stocking with Garterbelt

Una de las propuestas arriesgadas, obra de Hiroyuki Imaishi (Flcl, Dead leaves, Tengen toppa gurren lagann) apostaba por un estilo visual reminiscente de cartoons americanos tipo Cartoon Network.
Sigue los pasos de dos ángeles que se dedican a exterminar fantasmas y demonios. Panty es un ángel liberal que siempre va buscando sexo y usa como arma sus bragas. Stocking por su parte, es una apasionada de los dulces, es un poco gótica, usa de arma sus medias.

Visualmente es arrebatadora y tiene un ritmo endiablado, pero su obsceno y chabacano sentido del humor son en cierta forma su talón de aquiles. A veces parece como si los guiones estuviesen escritos por chavales de 14 años mientras se toman unas cervezas. Reconozco que yo no pasé del episodio 5.

Kuragehime (Jellyfish Princess)

Realizada para el programa Noitamina donde se suelen emitir productos de tono más adulto del habitual, es una serie corta (11 eps) sobre un edificio habitado por mujeres otaku. La protagonista adora las medusas, y acoge en su apartamento a un hombre (travestido. el edificio es solo para mujeres) que le ayuda a rescatar una medusa.

Y así continúa la serie, con las vivencias de sus pintorescos personajes y un tono muy agradable. Sigo agradeciendo mucho el tono inteligente y maduro que suele tener Noitamina.

---------

Puella Magi Madoka Magica (Mahou Shoujo Madoka Magica)

De esta hablaré en profundidad en breve, pero surgió como un proyecto repleto de nombres importantes, y se ha convertido en todo un fenómeno. Toma de referencia un género tan manido como las “magical girls” y le da una vuelta completa.

Fractale

Para mi ha sido uno de los mayores errores de los últimos años. Tiene una gran premisa y es preciosa estéticamente, pero ha sido incapaz de estar a la altura de sus propias promesas. Narra como un chico parte a la búsqueda de una misteriosa chica que desapareció dejando un colgante.

La idea de fondo es buena, pues representa un mundo de ciencia ficción utópico que gira en torno al “Sistema fractale” compuesto por un numero demencial de ordenadores y donde el contacto entre seres humanos hace tiempo que dejó de ser lo que era.

Su gran problema, como digo, es que tras unos primeros episodios que prometen mucho, acaba cayendo en clichés, fanservice (¿porqué en una serie así? Es inexplicable) y las respuesta que da a interesantes premisas son tan pueriles y a veces incoherentes que derrumban todo el conjunto. El haber modificado su aspecto visual respecto al manga, para asemejarse a un estilo casi Ghibli tampoco es un acierto, porque hace que el resultado sea mas decepcionante aún.

Level E

Adaptación del manga de ciencia ficción de Yoshihiro Tohashi, publicado en su día en España por la editorial Planeta. Es una curiosa historia de un príncipe de otro planeta que disfruta usando su inteligencia superior para atormentar a los que le rodean.

Es difícil de clasificar, pero tiene un aspecto visual muy distintivo, es una historia que empieza y acaba en 13 episodios (solo hubo 3 tomos del manga) y que oscila entre la ciencia ficción y la comedia sin ningún tipo de complejo.

Wandering Son (Hourou Musuko)

Es una serie un tanto polémica, porque sigue las vivencias de un joven estudiante que quiere ser mujer y acostumbra incluso a vestirse como tal llegado un momento. Capitulo a capitulo iremos viendo sus dudas y su relación con una compañera de aspecto y actitud muy masculina. Vamos que si, va fundamentalmente de dos adolescentes con problemas de identidad sexual.

No puedo decir que sea una serie que me interese demasiado, pero está realizada con muy buen gusto, y esquiva de manera bastante hábil el chiste fácil o el fanservice gratuito. Por contra, la imagen de los personajes no siempre parece casar con el tipo de frases que ponen en su boca, y los momentos sentimentales muchas veces no acaban de quedar demasiado creíbles (quizás por la edad de los personajes). Desde luego no es una serie que deje indiferente.

1 comentario:

Sheila dijo...

La verdad es que hay un par de series que me llaman la atención (yo no soy niña de anime, no sé si te lo he contado alguna vez, pero excepto Satoshi Kon -que nunca sabrá lo que hizo porque la relación anime y yo no se rompiera del todo- poco más ha podido encandilarme y mucho menos hacerme sentarme a ver una serie de animación japonesa, o una película), pero aún así lo dicho hay un par de cosas que parecen interesantes, me sorprende sobre todo el hecho de la serie Level-E, me leí hace tantos años el manga que ya apenas recuerdo su argumento, sólo alguna escena suelta y que me dejó bastante buen sabor de boca, sin embargo el hecho de que hayan realizado una serie tantísimos años después me resulta raro. Sé que a veces ocurre, pero en una serie como esa... O no sé.