Satoshi Kon: Al otro lado del espejo. (I)


El pasado 25 de agosto se conoció la triste noticia de la muerte de Satoshi Kon a la edad de 47 años, uno de los directores más interesantes de la industria nipona.

Aunque no deja tras de sí una gran cantidad de títulos, la calidad de los mismos está fuera de toda duda.

1. 1963 – 1997 : Primera época.
Durante toda esta primera época, tras estudiar en una escuela de arte (iba para pintor), sus trabajos principalmente fueron como dibujante/guionista de manga y anime, al lado de Katsuhiro Otomo (Akira, Domu, SteamBoy) sobre todo.

Se encargó de dibujar la adaptación al cómic de la película de acción real “World apartment horror” del porpio Otomo y participó en la animación de “Roujin Z”, “Patlabor 2” y las OVAs de “Jojo´s bizarrre adventures”. Pero destacó sobre todo por dos trabajos:

Regreso al mar (Kaikisen)

Un manga de creación propia donde se encargó tanto del dibujo como del guión, sobre la leyenda de una antigua sirena y la industrialización de una pequeña zona pesquera japonesa.

Con un estilo visual todavía demasiado deudor de Otomo, uno de los grandes mangakas de aquella época, conjugando con maestría las profundas raíces tradicionales del Japón menos urbanita, con el progreso y la expansión que el país estaba desarrollando... quedaba, quizá, algo maníqueo. Pero el conjunto era muy respetable.

Fue publicado en España por Planeta hace ya 16 años, cuando Kon no había ni dirigido Perfect Blue aún.

Memories

Fue una película producida por Otomo, que juntaba 3 historias muy diferentes, con distintos equipos técnicos. La mejor de ellas y la que deslumbró a medio mundo fue “La rosa magnética”, de cuyo guión se encargó el amigo Kon.

El segmento, dirigido por Koji Morimoto y basado en un manga corto del propio Otomo, trata sobre una pequeña nave que recibe una llamada de socorro en forma del tema principal de la ópera Madame Butterfly.

Es curioso notar como en este segmento ya hay algunos temas que posteriormente desarrollará como director: el mundo de los artistas y la fama o la diferencia entre lo real y lo ficticio.

2. 1997 – 2010 : Director de animación consolidado.
El año 1997 es el que cambió de la noche a la mañana la vida de Kon. Fue el año del estreno de su primera película como director: “Perfect Blue”. Desde entonces, y hasta su prematura muerte, quedó consolidado como uno de los mejores directores de animación del panorama mundial.

Perfect Blue (1997)

En un principio iba a ser una película de acción real directa a vídeo, pero tras un terremoto que causó grandes daños al estudio, redujeron el presupuesto y decidieron hacerla en animación, asignándole a
Kon su primer gran trabajo de director cinematográfico.

Basada en una novela de Yoshikazu Takeuchi, sigue los pasos de Mima Kirigoe, una Idol japonesa (cantante pop joven) que decide abandonar su grupo musical para perseguir una carrera como actriz. Pero empezará a tener problemas para distinguir la realidad de la ficción cuando se ve acosada por sus antiguos fans, y una serie de asesinatos empiezan a ocurrir a su alrededor.

Casi un homenaje al “giallo” italiano de gente como Dario Argento, la película profundiza en el mundo de las Idols japonesas y el terrible fenómeno fan que llevan detrás. Al igual que en trabajos posteriores de Kon, la pequeña frontera que separa realidad y ficción se rompe, y la protagonista cae en una espiral obsesiva que la lleva a dudar de ella misma.

Fue una película clave en la década de los 90, una de las responsables de esa corriente de “Anime adulto” que llegó a occidente y creó toda una generación de aficionados. Desde ese mismo instante Kon pasó a ocupar un lugar privilegiado en la industria. Tres años después confirmó que no había sido casualidad.

Millenium Actress (2001)

Su siguiente proyecto le reunió de nuevo con Madhouse (productora de animación de Perfect Blue), en una relación que se prolongaría en sus siguientes proyectos. Por primera vez además de dirigir, Kon se sentó a guionizar su propia película (en colaboración con el guionista de Perfect Blue) y el resultado fue algo absolutamente maravilloso.

Volviendo una vez más al mundo de los actores y la compleja relación realidad/ficción, Millenium Actress fue un éxito a nivel mundial, con numerosos premios internacionales, incluido el Orient Express del festival de Sitges.

Un detalle importante es que por primera vez la banda sonora corre a cargo de Susumu Hirasawa, que participará con su maravillosa música electrónica en todas las siguientes producciones de Kon.

La historia gira en torno a un periodista, que ante el cierre de uno de los estudios cinematográficos mas importantes de Japón, decide realizar una entrevista a la actriz Chiyoko Fujiwara, principal figura del estudio. El periodista es un autentico fan de la actriz, y ella accede a narrar la historia de su vida.

En un ejercicio de cine dentro del cine, los recuerdos de la actriz se mezclan con las películas que protagonizó a lo largo de su vida, desde clásicos dramas de época, hasta futuristas cintas espaciales. El periodista, tan sorprendido como el espectador, reconoce las películas, pero no cuanto de la vida de la actriz hay en ellas.

Poética, romántica, clásica… y narrativamente arrebatadora, posiblemente sea esta la gran obra maestra de Satoshi Kon, redonda en todos los aspectos y personal hasta la médula. Totalmente inimitable.

(Continúa en la parte 2)

2 comentarios:

Arubeeka dijo...

"Perfect Blue" y "Millenium Actress" las pongo en cola para verlas.
Gracias;)

Tonk dijo...

Me sorprende un poco que no las hayas visto, pero bueno, ! Nunca es demasiado tarde ¡

Ya me contarás que tal. Aunque esto tiene segunda parte ;) La lista no acaba aquí.