¿Quién es el 11º pasajero? (Jûichi-nin iru!, Satoshi Dezaki y Tsuneo Tominaga - 1986)



Moto Hagio es un nombre que hoy a día de hoy en occidente no tiene la fama que debería tener, en gran parte porque la cantidad de obras que nos ha llegado de ella es ridículamente baja.

Hagio está considerada una de las madres del Shojo (comic para chicas) moderno. Empezó a trabajar a finales de los años 60 y a lo largo de su carrera mostró unas capacidades asombrosas para crear historias con una seriedad y profundidad nada habituales. Lo poco que he logrado leer de ella (incluso en inglés cuesta encontrar material suyo) está dirigido claramente a un público mas cercano a lo que hoy en día se denomina Josei, dirigido a mujeres algo más adultas. Uno de sus aspectos más curiosos es su devota afición por la ciencia ficción de Isaac Asimov y Ray Bradbury. Ha hecho, sin ir mas lejos, algunas adaptaciones de relatos del gran Bradbury y ha realizado un buen numero de cómics de ciencia ficción no necesariamente dirigidos únicamente el público femenino.

Una de sus historias de ciencia ficción más celebres es la que nos ocupa: ¿Quién es el 11º pasajero?, que en 1986 fue adaptada a la gran pantalla por Satoshi Dezaki y Tsuneo Tominaga. Dezaki siempre ha vivido un poco a la sombra de su hermano (Osamu Dezaki), ha participado en cosas interesantes como Lamu, Grey o Astroboy, pero la mayor parte de su trabajo es bastante poco recomendable.

Tominaga por su parte se ha prodigado poco y no con demasiada brillantez. Ambos eran habituales de la productora Kitty Films (la que hizo esta película), célebre por series como La rosa de Versalles, Lum, Maison Ikkoku o Ranma 1/2…



La premisa de la película bien podría haberse originado en el bueno de Asimov, ya que combina ciencia ficción y una historia en plan misterio “¿Quien lo hizo?”. El protagonista es un joven terrano que quiere ingresar en la Academia Galáctica, para ello debe lograr sobrevivir 53 días en una nave junto a otros candidatos. Pero hay un pequeño problema… en teoría deberían ser 10 y son 11. ¿Quien es el candidato que sobra? ¿Por qué?  Todo se junta además con un montón de problemas técnicos en la nave, una extraña enfermedad que parece afectar a algunos y constantes sospechas.

También tiene de fondo una (bastante extraña) historia de amor. Viniendo de una autora tan especializada en estos temas, es algo melodramática, pero tiene algunos elementos muy curiosos en medio. La multi-culturalidad que se vive dentro de la nave es muy llamativa y las costumbres de cada planeta chocan con las de otro.



Los diseños son muy típicos de su época, con peinados detallados e imposibles, ropas muy ochenteras (bienvenidos al mundo de las hombreras y cuellos disco) y un toque bastante horterilla. De adaptar los diseños se encargó Akio Sugino, colaborador habitual de Osamu Dezaki y que ha dejado su impronta en series como Black Jack, Cobra, La rosa de versalles (visualmente muy afín a esta que nos ocupa), Phoenix, Kimba, Golgo 13, City Hunter, Querido Hermano o Ace no Nerae (Raqueta de oro). Es fácil ver que su estilo está totalmente atado a los años 80 y es uno de los grandes representantes en esa estética tan característica del anime de aquellos años.

La película está considerablemente bien llevada, dura justo lo que tiene que durar y su conclusión final es bastante satisfactoria. Su limitada duración provoca que el ritmo sea casi frenético a veces, y sin embargo se logra encontrar tiempo suficiente para que todos los personajes estén bien definidos y sean coherentes en sus personalidades. Ciencia-ficción a la antigua, suspense, diferentes razas, un gran misterio, toques de romance… no es una película que vaya estar en el top 10 de nadie (aunque de estarlo, no creo que nadie lo juzgase negativamente), pero ya apenas se hacen cosas así y el conjunto es muy estimable.



En España se publicó hace ya unos cuantos años en DVD. Jonu Media sacó una edición bastante estándar con algunos extras en forma de pequeños textos y algunas imágenes promocionales. La imagen no es demasiado definida y la conversión pal - ntsc flojea así que cuando hay movimiento la imagen pierde bastante. La edición americana (descatalogada, al igual que la japonesa) no parece mucho mejor, aunque se ahorra el problema de la conversión. En general no hay grandes ediciones de esta película en occidente, así que la de Jonu debería ser suficiente y se puede encontrar a buen precio de segunda mano. Me extrañaría que una película de estas características llegase a ser reeditada en blu-ray.

No hay comentarios: