Assassination Blues (Caribu Marley, Tadashi Matsumori)



Mucho ha llovido desde 1995, fecha del primer Salón del Manga de Barcelona. Para aquella ocasión algunas editoriales patrias lanzaron unas pocas novedades y Planeta era la principal editora de Manga en España, un mercado que aún estaba despegando. Yo todavía no era aficionado a los comics así que cuando me enganché al carro unos cuantos años después intenté recuperar el terreno que me había perdido comprando los títulos más interesantes.

Assassination Blues es uno de los que fui incapaz de completar hasta hace escasas semanas. Tenía por casa el numero 1 y 2, pero eran 8 en formato comic-book (los tomos recopilatorios estaban lejos de ser una realidad en España) de 64 páginas. Por suerte he podido ya pillar la colección completa de segunda mano, a precio decente.


Para hablar con propiedad de Assassination Blues primero hay que identificar a sus autores. El dibujante es Tadashi Matsumori, un eficiente y veterano dibujante que empezó en el oficio en los años 50 y 60, y que posee un extraordinariamente detallado trazo. Va un poco en la línea de Ryoichi Ikegami (Santuario, Crying freeman, Mai) solo que algo más sucio.

Al guión tenemos al enigmático “Caribu Marley”. Un japonés con ese nombre está evidentemente usando un pseudónimo. Tras esa rocambolesca firma (que homenajea a uno de sus músicos favoritos: Bob Marley) se encuentra Garon Tsuchiya, del que hemos visto alguna otra obra en España desde entonces. Firmó Oldboy con su nombre autentico, y Astral Project (que ya comenté en este blog) bajo el pseudónimo de “marginal”. En cada caso acompañado de dibujantes diferentes.


Es un autor con una personalidad muy fuerte, cuando muestra violencia lo hace sin tapujos y cuando habla de política o temas sociales lo hace de la forma más cruda y directa posible. Assassination Blues (Live! Machine, en su original japonés) engloba varios temas en uno, como casi todas sus obras, pero es fundamentalmente un cómic de género negro que sigue los pasos de un asesino.

A lo largo del cómic seguiremos los pasos de un humilde interprete de Jazz, que se gana la vida tocando en un bar. Entre pesadillas de un pasado que no puede olvidar… un limpiabotas le ofrece trabajar para él como asesino: “¿Quieres volver a matar, verdad?”. Tras ese momento, y sin preguntar que razones puede tener el hombre que le contrata para ello, el artista de Jazz Reiji, pasa a ser un asesino profesional, uno muy bueno. Y a cada asesinato que logra realizar, mejor y más intenso se vuelve su Jazz.

Hay un buen montón de temas que parecen interesarle mucho a Tsuchiya: volvió a usar la música como catalizador en Astral Project, y la violencia y la venganza en OldBoy. Una buena cantidad de preguntas se plantean desde el principio: el pasado de Reiji, el del misterioso limpiabotas, a cuanta gente deberá asesinar y para qué… lo bueno del asunto es que el cómic está completamente cerrado y se responden todas las preguntas de forma satisfactorias al final.

Hay una mezcla entre el clasicismo musical de los años 50 y la violencia más rotunda de los 80 francamente llamativa, y un buen montón de referencias históricas a conflictos bélicos y grandes nombres musicales. Todo se mezcla sin fisuras, de forma totalmente clara.



A falta de leer Oldboy, puedo decir que “Assassination Blues” es considerablemente más redondo que “Astral Project”, seguramente por ser más directo y escueto. “Astral project” pecaba de aglutinar demasiados elementos de forma un tanto confusa (seguramente de forma deliberada) y era considerablemente más espeso. El caso que nos ocupa debe tener cierto estatus en Japón, supongo, ya que desde su primera edición ha contado con otras 3 ediciones adicionales en diferentes formatos y portadas.

Poca gente se acuerda ya de este manga, pero haberlo leído 17 años después de su publicación ha sido una experiencia realmente positiva, y ha confirmado lo que ya sospechaba: es un gran cómic.

3 comentarios:

Aurora Alberca dijo...

Otra review francamente interesante de leer, gracias!

Me alegra que te hicieras con la colección completa :D ¿Cómo la has conseguido?

Tonk82 dijo...

Frecuento varios foros donde la gente vende cosillas de segunda mano. Y ha coincidido que en uno, un forero de Madrid la vendía para entrega en mano en el mismo centro, aquí al lado.

Creo que ese día no estabas, pero se lo compré y luego fui a quedar con el grupo.

Con estas cosas, hay que tener paciencia, tarde o temprano acaban apareciendo.

Aurora Alberca dijo...

Mola xD