Shuna no tabi (Hayao Miyazaki 1983)



Publicado por Animage en 1983, un año antes de la película de Nausicaä, “Shuna no Tabi” (“El viaje de Shuna” mas o menos) ha sido desde hace bastante tiempo un objeto de interés para todos los aficionados a Miyazaki y a la vez uno de sus trabajos mas desconocidos.

Sin apenas bocadillos, casi toda la narración consiste en unas maravillosas ilustraciones a todo color realizadas en acuarela y en unos pequeños textos narrativos que describen lo que va ocurriendo. En realidad esta a medio camino entre un cómic y un cuento ilustrado.

La historia describe el viaje hacia el oeste que emprende el príncipe Shuna, buscando unas semillas doradas que saquen a su pueblo de la pobreza. Por el camino se encontrará con ciudades, bandidos, traficantes de esclavos… y cuando por fin se acerque al origen de las semillas, quizá descubra que la verdad que hay tras ellas puede tener sus consecuencias.



El dibujo es una absoluta maravilla, tal y como cabria esperar de este genio. Una historia preciosa, con unas ilustraciones maravillosas. En el momento de su publicación Miyazaki ya estaba serializando el manga original de Nausicaä y estaba preparando la adaptación a película, pero curiosamente es con “La princesa Mononoke” con la que encuentro más parecidos. Quien haya seguido de cerca las películas de Miyazaki, reconocerá muchos elementos comunes en este volumen.



Recientemente el estudio Ghibli produjo “Cuentos de Terramar” basada en la inmortal saga de Ursula K. Leguin. Durante mucho tiempo se dijo que iba a ser Hayao quien la dirigiese, pero acabó tomando las riendas su hijo. Por lo visto cuando el padre tenia intención de encargarse de la adaptación solía decirle al productor que al adaptar el mundo de Terramar, debería parecerse a Shuna no tabi. Odio decirlo, pero el hijo ha cogido diseños y escenas de este cómic, y los ha metido en su adaptación. Supongo que eso añade mas leña al fuego (habiendo fracasado como adaptación y como película. Como si sus premios a peor película y peor director del año no hubiese sido suficiente muestra).



Pero esto último no le quita mérito a este cómic, por supuesto. 150 maravillosas páginas a todo color, y una historia magnífica… que muestran lo mejor que puede dar de si ese genio llamado Hayao Miyazaki.

1 comentario:

Tsuki dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.